30.5.12

aLICIA eN eL pAÍS dE las Maravillas


Alice's Adventures in Wonderland, 1865




Si te interesa ver ilustraciones de distintos artistas sobre Alice, cliqueá sobre el vínculo.


Pierre mornet
横山浪漫 - Hugo Strikes Back!Arthur Rackham's Alice


14.5.12

Imperialismo. Textos para analizar

Cecil B. Rodhes y África
Estaba ayer en el East End y asistí a una reunión de parados. Escuché fuertes discusiones. No se oía mas que un grito: "pan, pan". Cuando regresé a mi casa me sentí todavía más convencido de la importancia del imperialismo (...). Para salvar a los cuarenta millones de habitantes del Reino Unido de una mortífera guerra civil, nosotros, los colonizadores, debemos conquistar nuevas tierras para instalar en ellas el excedente de nuestra población y encontrar nuevas salidas a los productos de nuestras fábricas."
Sir Cecil Rhodes. Carta al periodista Stead. 1895.



 " Las analogías entre los negros y los monos son más grandes que entre los monos y los europeos.  El negro es inferior, intelectualmente, al hombre europeo. El negro sólo puede ser humanizado y civilizado por los europeos."
J. JUNT. Sesión científica de la Sociedad Antropológica de Londres 1863.



"La colonización tiene su faceta positiva y su faceta negativa. Por una parte, es evidente que ha favorecido el desarrollo de un proceso natural de totalización del mundo. En ese sentido, gracias a la colonización se ha ido creando, siglo tras siglo, la civilización entendida como universal. Sin embargo, por otra parte, la explotación que implica el hecho colonial, hace de un fenómeno nefasto.
En realidad, en cualquier época, la colonización ha comportado aspectos muy negativos. Basta con analizar, como ejemplo, la historia de África. (... ) Hasta mediados del siglo XIX, los árabes y europeos organizaron el comercio humano llamado «trata de negros». (... ) Se calcula que ese genocidio provocó cien millones de muertos. Yo creo que fueron doscientos millones. Se trata del genocidio más brutal de la historia. El mal causado al África negra es el terrible que jamás se haya causado a una etnia.
Y, sin embargo, insisto en el hecho de que la colonización ha comportado algo positivo en sentido de que a los pueblos africanos nos ha permitido entrar en el mundo moderno. El proceso colonizador nos ha aportado aspectos culturales que, a pesar de ser extranjeros, cabe considerar como fecundos."
Leopoldo Sédar Senghor.  (1906-2001)   Presidente de Senegal de 1960 a 198o, (Joal, Senegal, 9 de octubre de 1906 - Verson, 20 de diciembre de 2001). Poeta senegalés que llegó a la Jefatura del Estado de Senegal, catedrático de gramática, fue ensayista, político y miembro de la Academia francesa.

Capitalismo, Revoluciòn  Industrial e Imperialismo:
"El capital financiero significa, de hecho, la unificación del capital. Los sectores, antaño distintos, del capital industrial, comercial y bancario, están a partir de ahora bajo el control de las altas finanzas, donde los magnates de la industria y los bancos se hallan estrechamente asociados."
Hildferling, El capital financiero, 1910.

"La colonización es la fuerza expansiva de un pueblo, es su potencia de reproducción, es su dilatación y su multiplicación a través del espacio, es la sumisión del universo o de una gran porte de él, a su lengua, a sus costumbres, a sus ideas y a sus leyes. Un pueblo que coloniza es un pueblo que pone los cimientos de su grandeza y de su supremacía futura (...). Desde el punto de vista moral e intelectual, este crecimiento del número de las fuerzas y de las inteligencias humanas modifica y diversifica la producción intelectual. ¿Quién puede negar que la literatura, las artes y las ciencias de una raza determinada al ser amplificados, adquieren un impulso que no se encuentra entre los pueblos de una naturaleza más pasiva y sedentaria?
Desde cualquier punto de vista que se adopte, sea que nos contentemos con la consideración de la prosperidad, de la autoridad y de la influencia política, sea que nos elevemos a la contemplación de la grandeza intelectual, he aquí el enunciado de una verdad indiscutible: el pueblo que coloniza más es el primer y mejor pueblo, y sin no lo es hoy, lo será mañana."
P. Leroy-Beaulieu, La colonización en los tiempos modernos, 1874.


Imperialismo estadounidense, en el que hay que tener en  cuenta
la visión de los Padres fundadores Peregrinos del Mayflower de 1620
y la teoría del DESTINO MANIFIESTO 

BIG STICK O GRAN GARROTE -TEODORO ROOSEVELT

"HABLA SUAVE Y LLEVA UN GRUESO BASTÓN."   
"El desarrollo de la paz entre las naciones está confinado estrictamente a aquellas que son civilizadas. Con una nación bárbara la paz es condición excepcional. En los confines entre la civilización y la barbarie, la guerra es generalmente normal. Que los bárbaros sean el indio rojo en la frontera de los Estados Unidos, el afgano en los confines de la India Británica o el turcomano quien limita con el cosaco en Siberia, el resultado es el mismo. A la larga, el hombre civilizado encuentra que no puede conservar la paz más que subyugando a su vecino bárbaro, pues el bárbaro no cederá más que ante la fuerza (...). Toda expansión de civilización trabaja para la paz. En otros términos, toda expansión de una potencia civilizada significa una victoria para la ley, el orden y la justicia. (...) en todos los casos la expansión ha sido provecho, no tanto para la potencia que se beneficia nominalmente sino para el mundo entero."                          
     Discurso pronunciado en 1899, como vicepresidente

 Corolario de Roosevelt a la Doctrina Monroe : Roosevelt creía que los Estados Unidos debían intervenir para defender los intereses norteamericanos en el mundo, por ello intervino en el arbitraje del conflicto entre Francia y Alemania sobre Marruecos,  en el que se produjo entre Rusia y Japón, estas intervenciones le valieron ganar el Premio Nobel de la Paz en 1906.
«No es cierto que los Estados Unidos desee territorios o contemple proyectos con respecto a otras naciones del hemisferio occidental excepto los que sean para su bienestar. Todo lo que este país desea es ver a las naciones vecinas estables, en orden y prósperas. Toda nación cuyo pueblo se conduzca bien puede contar con nuestra cordial amistad. Si una nación muestra que sabe como actuar con eficiencia y decencia razonables en asuntos sociales y políticos, si mantiene el orden y paga sus obligaciones, no necesita temer la interferencia de los Estados Unidos. Un mal crónico, o una impotencia que resulta en el deterioro general de los lazos de una sociedad civilizada, puede en América, como en otras partes, requerir finalmente la intervención de alguna nación civilizada, y en el hemisferio occidental, la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe puede forzar a los Estados Unidos, aun sea renuentemente, al ejercicio del poder de policía internacional en casos flagrantes de tal mal crónico o impotencia.»  
Mensaje del Presidente Teodoro Roosevelt al Congreso el 6 de diciembre de 1904



ALFRED MAHAN Y LA GEOPOLÍTICA. 

Alfred Thayer Mahan, (1840-1914) fue un reputado estratega naval e historiador. Es conocido por su teoría del dominio de Estados Unidos sobre los mares.  Su principal obra de 1890 fue "The Influence of Sea Power upon History, 1660-1783" . En 1902, ocupó la presidencia de la American Historical Association.
En un artículo publicado en 1902 sobre el Golfo de Persia, utilizó por primera vez el término Medio Oriente. 
El almirante Mahan basó su teoría en el estudio de la política exterior inglesa que llevó a ese país a dominar los mares y el sistema comercial.  Consideraba que Inglaterra debía su potencia marítima a: su comercio exterior, su marina mercante, la de guerra, sus bases marítimas y sus colonias.

"Una potencia marítima en primer lugar promueve el comercio sobre las rutas más ventajosas; y una potencia militar siempre sigue al comercio, para ayudarlo a progresar y para protegerlo".

Para Mahan, Estados Unidos debía procurarse su propia flota de guerra para controlar los océanos y dominar las rutas comerciales. Otra tarea era ubicar  sitios estratégicos para la política estadounidense y un paso desde el Océano Atlántico al Pacífico.  (Canal de Panamá).

Mahan influyó sobre muchos políticos estadounidenses, pero nos interesa la influencia que tuvo sobre Theodore Roosevelt, quien adoptó sus ideas.

Hay otros teóricos que promovieron la política de expansión norteamericana:  John Fiske, John Burgess y  Josia M. Strong 

DEFINICIÓN DE IMPERIALISMO
Finalmente, les subo el video que vimos en clase, incluido en el sitio Clases de Historia, que define al Imperialismo, teniendo en cuenta cómo éste ha afectado el factor ambiental de sus colonias.


video

Libros sobre el imperialismo y el Congo




Mark Twain, 1835-1910

Twain, padre de la literatura norteamericana.William Faulkner lo calificó a Twain como «el padre de la literatura norteamericana":

Samuel Clemens, conocido autoralmente como   Mark Twain, reconocido como el "padre de la literatura norteamericana", escribió "La oración de guerra" que nos ocupa, durante el conflicto bélico entre Estados Unidos y Filipinas (1899-1913). Este escrito fue rechazado por la  revista Harper's Bazaar, que lo tenía contratado, por ser un texto no "... adecuado para una revista femenina". Este hecho lo hizo reflexionar a Twain:  "No creo que la oración sea publicada en mi época. Nadie excepto los muertos tienen permiso para decir la verdad. En América, como en otros lugares, la libertad de expresión está confinada a los muertos". Finalmente esta Oraciòn fue publicada en 1923 en el libro "Europa y otros lugares", publicado por su ex editor Paine. La importancia de la obra de Twain volvió a tener vigencia en la década del 60 a causa de la Guerra de Vietnam.


                 
Entre sus obras podemos destacar: Las aventuras de Tom Sawyer (1876),   El príncipe y el mendigo (1882),    Vida en el Mississippi (1883),     Las aventuras de Huckleberry Finn (1884) ,     Un yanqui en la corte del Rey Arturo (1889),   Viajes alrededor del mundo siguiendo el Ecuador (1897). Cartas desde la Tierra (publicación póstuma, 1962).


 Conozcamos algo sobre su pensamiento político y actuación pública.  Twain cambia su pensamiento político después de finalizada la guerra contra España; anteriormente había opinado sobre la guerra diciendo que  había sido "... la guerra más honorable antes luchada y defendió el espíritu intervencionista estadounidense en  Hawaii .  En 1900,  Twain fue el vicepresidente de la «American Anti-Imperialist League» (Liga Antiimperialista Norteamericana), que se opuso a la anexión de las Filipinas.  Escribió, entre otros textos,  su "Incidente en las Filipinas" como respuesta a la «Masacre del Cráter Moro», en la cual murieron seiscientos moros filipinos. Hacia 1992 se publicaron escritos suyos contra el imperialismo. Criticó a Cecil B. Rhodes, a Leopoldo II de Bélgica (en el monólogo teatral Soliloquio del rey Leopoldo); en "Siguiendo al Ecuador" ratificó su "condena al imperialismo".   También apoyó la Revolución Rusa. 

“ … [Yo solía ser] un encendido imperialista. Quería que el águila norteamericana fuera gritando sobre el Pacífico. ¿Por qué no desplegar sus alas sobre las Filipinas, me preguntaba?... Me decía a mi mismo, aquí hay un pueblo que ha sufrido durante tres siglos. Podemos hacer que sean tan libres como nosotros, darles un gobierno y un país propios, poner una miniatura de la Constitución de los Estados Unidos flotando en el Pacífico, comenzar una flamante nueva república que ocupara su lugar entre las naciones libres del mundo. Me parecía una gran tarea a la cual nos habíamos dedicado. Pero he pensado un poco más, desde entonces, y he leído con cuidado el Tratado de París [que puso fin a la Guerra Hispano-Estadounidense], y he visto que no tenemos la intención de liberar, sino de subyugar al pueblo de las Filipinas. Hemos ido allí a conquistar, no a liberar. Debería ser, creo yo, nuestro placer y deber el hacer a aquella gente libre, y dejar que traten sus cuestiones domésticas a su manera. Y por eso soy antiimperialista. Estoy en contra de que el águila ponga sus garras en cualquier otra tierra “  New York Herald del 15 de octubre de 1900


ORACIÒN  DE GUERRA  Trad. Pilar Hortelano   -    Fuente:  http://southerncrossreview.org/59/twain-oracion.htm

Fue una época de gran exaltación y emoción. El país se había levantado en armas, había empezado la guerra y en cada pecho ardía el fuego sagrado del patriotismo; se oía el redoble de los tambores y tocaban las bandas de música; tiraban cohetes y un montón de fuegos artificiales zumbaban y chisporroteaban. Allí abajo, a lo lejos, de las manos, tejados y balcones, ondeaba al sol una espesura de banderas brillantes. De día, por la ancha avenida, los jóvenes voluntarios desfilaban alegres y hermosos con sus uniformes; a su paso los orgullosos padres, madres, hermanas y enamoradas los vitoreaban con voces ahogadas por la emoción. De noche, en las concurridas reuniones se escuchaba con admiración la oratoria patriótica que agitaba lo más hondo de sus corazones, y que solía interrumpirse con una tempestad de aplausos, al tiempo que las lágrimas corrían por sus mejillas. En las iglesias los pastores predicaban devoción a la bandera y al país, y en favor de nuestra noble causa imploraban ayuda al dios de las batallas con una elocuencia tan efusiva y fervorosa que conmovía a todos los oyentes.De hecho, era una época próspera y alegre, y los pocos espíritus temerarios que se aventuraban a desaprobar la guerra y a albergar alguna duda sobre su rectitud, enseguida recibían un castigo tan duro y severo que, para su propia seguridad, inmediatamente retrocedían espantados y no volvían a ofender en ese sentido.
Llegó el domingo por la mañana. Al día siguiente los batallones partirían hacia el frente; la iglesia estaba a rebosar. Y allí estaban los voluntarios, con sus rostros iluminados por visiones y sueños milicianos. ¡El austero avance de tropas, el ímpetu incontenible, el ataque desenfrenado, los sables relucientes, la huida del enemigo, el tumulto, el humo envolvente, la búsqueda feroz y la rendición! ¡Y luego, de regreso al hogar, los héroes condecorados, bienvenidos, venerados, inmersos en un mar de oro de gloria! Al lado de los voluntarios se sentaban sus seres queridos, orgullosos, contentos y envidiados por los vecinos y amigos que no tenían hijos o hermanos a quienes enviar al campo de honor, para vencer por la bandera o, caso contrario, sucumbir a la más noble de las muertes nobles. El servicio religioso continuó. Se leyó un capítulo del Antiguo Testamento sobre la guerra y se rezó la primera plegaria, seguida de un estallido del órgano que sacudió el edificio. Y de un impulso la congregación se levantó con brillo en los ojos y latidos en el corazón: «¡Dios Todopoderoso! ¡Tú que ordenas, el trueno es tu trompeta y el rayo tu espada!».
Después vino la oración larga. Nadie recordaba algo semejante por lo apasionado de la súplica y lo conmovedor y bello de su lenguaje. En esencia, la oración pedía al Padre de todos nosotros, benigno y siempre misericordioso, que velara por nuestros nobles y jóvenes soldados y les proporcionara auxilio, consuelo y ánimo en el afán de su patriótica tarea; que los bendijera y protegiera con Su poderosa mano en la batalla; que los fortaleciera y les diera confianza para que fueran invencibles en el ataque sangriento; que les ayudara a aplastar al enemigo y les concediera, tanto a ellos como a su patria y su bandera, la gloria y el honor imperecederos.
Un anciano extraño entró y con paso lento y callado avanzó por el pasillo, con los ojos clavados en el clérigo. Tenía un cuerpo alto e iba vestido con una túnica que le llegaba a los pies, llevaba la cabeza descubierta, una vaporosa cascada de cabello cano le caía sobre los hombros y tenía la cara arrugada y exageradamente pálida, casi fantasmal. Llenos de asombro, todos le seguían con la mirada mientras se encaminaba al altar en silencio y sin pausa, hasta que se detuvo a la par del clérigo y se quedó allí esperando de pie.
El clérigo, con los ojos cerrados, no se había percatado de la presencia del extraño y prosiguió con su oración conmovedora hasta terminar con las siguientes palabras, pronunciadas con gran fervor: «¡Bendice nuestras almas, concédenos la victoria, Oh Señor Nuestro, Dios, Padre y Protector de nuestra tierra y nuestra bandera!».
El extraño le tocó el brazo y le hizo señas para que se apartara -a lo que accedió el desconcertado clérigo- y ocupó su lugar. Durante unos momentos, con ojos solemnes que emanaban una luz extraordinaria, contempló detenidamente a la audiencia embelesada. Entonces con una voz profunda dijo: «Vengo del Trono. Soy portador de un mensaje de Dios Todopoderoso». Las palabras golpearon a la congregación como en un seísmo; si el extraño lo percibió no hizo ningún caso. «El ha escuchado la oración de Su siervo, vuestro pastor, y se concederán sus peticiones si ése es vuestro deseo después que yo, Su mensajero, os haya explicado su significado, es decir, todo su significado. Pues sucede lo que en la mayoría de las oraciones de los hombres; el que las pronuncia pide mucho más de lo que es consciente, salvo que se detenga y se ponga a meditar».
«Vuestro Siervo de Dios ha rezado su plegaria. ¿Ha reflexionado sobre lo que ha dicho? ¿Es acaso una sola oración? No; son dos -una pronunciada y la otra no-. Ambas han llegado a los oídos de Aquel que escucha todas las súplicas, tanto las anunciadas como las guardadas en silencio. Ponderad esto y guardadlo en la memoria. Si rezas una plegaria en tu beneficio ¡ten cuidado! no sea que sin querer invoques al mismo tiempo una maldición sobre el vecino. Si rezas una oración para que llueva sobre tu cosecha, mediante ese acto quizá estés implorando que caiga una maldición sobre la cosecha de alguno de tus vecinos que probablemente no necesite agua y resulte así dañada».
«Han escuchado la oración de vuestro siervo -la parte enunciada-.Yo he sido encargado por Dios para poner en palabras la otra parte, aquélla que el pastor -al igual que ustedes en sus corazones- rezaron en silencio. ¿Con ignorancia y sin reflexionar? ¡Dios asegura que así fue! Oísteis estas palabras: 'Concédenos la victoria, Oh Señor Nuestro Dios'. Eso es suficiente. La oración pronunciada está íntimamente ligada a esas palabras fecundas. No han sido necesarias las explicaciones. Cuando habéis rezado por la victoria, habéis rezado por las muchas consecuencias no mencionadas que resultan de la victoria -debe ser así y no se puede evitar-.El espíritu atento de Dios Padre acogió también la parte no pronunciada de la oración. Me encargó que la expresara con palabras. ¡Escuchad!».
«Oh Señor, nuestro Padre, nuestros jóvenes patriotas, ídolos de nuestros corazones, salen a batallar. ¡Mantente cerca de ellos! Con ellos partimos también nosotros -en espíritu- dejando atrás la dulce paz de nuestros hogares para aniquilar al enemigo. ¡Oh Señor nuestro Dios, ayúdanos a destrozar a sus soldados y convertirlos en despojos sangrientos con nuestros disparos; ayúdanos a cubrir sus campos resplandecientes con la palidez de sus patriotas muertos; ayúdanos a ahogar el trueno de sus cañones con los quejidos de sus heridos que se retuercen de dolor, ayúdanos a destruir sus humildes viviendas con un huracán de fuego; ayúdanos a acongojar los corazones de sus viudas inofensivas con aflicción inconsolable; ayúdanos a echarlas de sus casas con sus niñitos para que deambulen desvalidos por la devastación de su tierra desolada, vestidos con harapos, hambrientos y sedientos, a merced de las llamas del sol de verano y los vientos helados del invierno, quebrados en espíritu, agotados por las penurias, te imploramos que tengan por refugio la tumba que se les niega -por el bien de nosotros que te adoramos, Señor-, acaba con sus esperanzas, arruina sus vidas, prolonga su amargo peregrinaje, haz que su andar sea una carga, inunda su camino con sus lágrimas, tiñe la nieve blanca con la sangre de las heridas de sus pies! Se lo pedimos, animados por el amor, a Aquel quien es Fuente de Amor, sempiterno y seguro refugio y amigo de todos aquellos que padecen. A El, humildes y contritos, pedimos Su ayuda. Amén».
(Después de una pausa)    “Así es como lo habéis rezado. ¡Si todavía lo deseáis, hablad! El mensajero del Altísimo aguarda».



SOLILOQUIO DEL REY LEOPOLDO (1905)
Fuente.  http://www.guinguinbali.com      cliqueá aquí si querés saber algo más sobre lactualidad de África

En este monòlogo teatral, Leopoldo tiene un crucifijo colgado al cuello, mira periódicos y panfletos en donde se denuncia la situaciòn del Congo (Morel, W.M. Morrison, W. Sheppard, etc.). Muestro algunos fragmentos:

“¡Ah, si pudiera cogerlos por el cuello!” [Besa apresuradamente el crucifijo y murmura.] En estos veinte años he gastado millones para mantener callada a la prensa de dos hemisferios, y aun así sigue habiendo filtraciones. […]Villanos… ¡Lo están contando todo! Sí, todo: cómo peregriné entre lágrimas por las grandes potencias, con la boca llena de Biblia y rezumando piedad por los poros de la piel, implorando que me nombrarán su representante y me entregaran el vasto, rico y poblado Estado Libre del Congo para que acabase con el comercio de esclavos, detuviera las incursiones de los esclavistas y sacara de las tinieblas a esos veinticinco millones de bondadosos e inofensivos negros para conducirlos a la luz, […] Están contando que América y trece grandes Estados europeos compartieron mis lágrimas, y se convencieron de mis palabras; que sus representantes se reunieron en la Conferencia de Berlín y me nombraron Soberano y Superintendente del Estado del Congo, […]” 

“[…] ¡Esos entrometidos misioneros americanos! ¡Esos cónsules británicos tan sinceros! ¡Esos oficiales belgas chivatos y traidores! Esos cansinos loros no paran de hablar y de decir cosas. […] la vergüenza debería haberles hecho callar, pues con ello ponen en evidencia a un rey, una persona sagrada e inmune a todo reproche, en virtud de haber sido elegido y nombrado por Dios para ese gran oficio; un rey cuyos actos no pueden criticarse sin cometer blasfemia, puesto que Dios los ha presenciado desde siempre y nunca ha evidenciado ningún desagrado alguno por ellos, ni los ha desaprobado, estorbado o interrumpido en modo alguno.”

“ .. empieza a leer el Informe del reverendo americano W.M. Morrison, misionero americano en el Estado Libre del Congo: 

“[…] Con toda seguridad, nuestro Gobierno nunca habría reconocido esa bandera de saber que quien pedía el reconocimiento era sólo el rey Leopoldo, de saber que estaba instaurando una monarquía absoluta en el corazón de África, de saber que, tras acabar con la esclavitud africana en nuestro país con tan alto precio en sangre y dinero, estaba estableciendo en África una forma de esclavitud aún peor.”

[…] Los rifles eran demasiado poderosos, así que se sometieron e intentaron vivir lo mejor posible en esas nuevas circunstancias. Primero llegó la orden de construir casas para los soldados, y eso se hizo sin quejas. Luego hubo que alimentar a los soldados y a los hombres y a las mujeres –parásitos todos ellos- que los acompañaban. Después les dijeron que les llevaran caucho. Eso era nuevo para ellos. Había caucho en el bosque, a varios días de distancia de sus hogares, pero no sabían que pudiera tener algún valor. Se ofreció una pequeña recompensa y corrieron a por el caucho. “Qué raros son los blancos que nos dan telas y cuentas a cambio de la savia de un árbol silvestre.” Se regocijaron con lo que creyeron su buena fortuna, pero la recompensa fue reduciéndose hasta que al final les pedían caucho a cambio de nada. Intentaron oponerse, pero, para su sorpresa, los soldados dispararon contra algunos de ellos, y a los que quedaban en pie se les dijo, con muchos insultos y golpes, que fueran a por más caucho o matarían a más personas. […]”

Leopoldo continúa hablando:

“[…] Se estremecen pensando en cómo se ha reducido la población del Congo, de veinticinco a quince millones durante los veinte años de mi administración, y les dan arrebatos llamándome “el rey con diez millones de asesinatos en el alma.” “[…] Esa idea dispara su imaginación, y ven al Hambre llegando al Congo al cabo de esos veinte años y postrarse ante mí para decirme: “Enséñame, Señor, veo que sólo soy un aprendiz. […]”

Leopoldo II de Bélgica
“[…] Otro loco quiere construir un monumento para perpetuar mi nombre, usando como materia prima esos quince millones de cráneos y esqueletos, y está lleno de reivindicativo entusiasmo por tan extraño proyecto. Lo tiene todo calculado y dibujado a escala. Con los cráneos construiría una combinación de monumento y mausoleo que imitaría con precisión la Gran Pirámide de Keops, cuya base mide 233 metros de lado y cuya cumbre está a 148 metros de altura. ........  “[…]
 [Estudia algunas fotos de negros mutilados y las tira al suelo. Suspira.]”


2.5.12

Anarquistas en el siglo XXI. Christian Ferrer


(Extraido de  Wikipedia) Christian Ferrer (Santiago de Chile, 22 de enero de 1960), sociólogo y ensayista argentino, nacido en Chile. Anarquista, especializado en filosofía de la técnica. Es sociólogo (UBA). Es profesor titular del Seminario de Informática y Sociedad (Ciencias de la Comunicación, UBA). También enseña en los postgrados de la UBA, en la Universidad Nacional de General San Martín y en la novedosa Facultad Libre de Rosario, una institución surgida en la década de 1990 que propone cambios en la relación docente-alumno y en el lugar del saber.   Ha publicado El lenguaje libertario: antología del pensamiento anarquista contemporáneo (1990). Este libro compila de textos de Michel Foucault, Gilles Deleuze, Murray Bookchin y Noam Chomsky, entre otros. Integró los grupos editores de las revistas Utopía, Fahrenheit 450, La Caja y La Letra A. Actualmente es parte de los grupos editores de las revistas El ojo mocho y Artefacto. Además, sus artículos sobre técnica y sociedad aparecen frecuentemente en el Diario Clarín y en la Revista Ñ.    Algunos de los temas recurrentes de la obra de Ferrer son las redes de poder, la libertad, las sociedades de control y el anarquismo. Su último libro Barón Biza. El inmoralista es una biografía del escritor Raúl Barón Biza. Ferrer reconstruyó la vida privada de la familia del escritor maldito a partir de su amistad con su hijo, Jorge Barón Biza. También ha publicado, como compilador, Prosa plebeya, Ensayos 1980-1992 (Colihue, 1997), recopilación de ensayos del poeta Néstor Perlongher, y Lírica social amarga. Últimos escritos sobre ajedrez, ciudad, técnica, paradoja (Pepitas de Calabaza,2003), escritos inéditos de E. Martínez Estrada. 

 
Lo que sigue es parte de una Entrevista aparecida  en la Revista Cerdos y Peces; periodista Fernando Almirón

¿Qué es un anarquista?-En principio la palabra suena indecorosa. La gente por lo general cree que el anarquista es una especie de terrorista nihilista que no cree en nada y que quiere destruir todo, o bien una persona que quiere cortar el tránsito e impedir que las cosas circulen normalmente, pero bueno, ¿qué es lo que la gente no cree, no?
-¿Cuál es el origen de la palabra?
-La utiliza por primera vez Prudhon en 1848,como una toma de posición insolente en relación a una sociedad en la que todos eran republicanos, demócratas, monárquicos, utopistas, etc. proponía una organización de la sociedad por sus propios habitantes sin coacción señorial, estatal, sin fiscalización por parte de la jerarquía y el estado. Desde entonces se la considera como aquello que es antípoda de los intereses de la jerarquía ya que la palabra quiere decir sin autoridad , pero al mismo tiempo significa sin fundamento, sin ar-que; es decir persona que se organiza en la sociedad sin ningún tipo de fundamento filosófico sustancial, sino que lo hace conjuntamente con los otros en relación a tareas sociales. Que no lo hace por los otros o contra los otros, tarea del cristiano o del liberalismo, sino que hace con los otros.
-¿El enemigo del anarquista es el Estado?
-No, es la jerarquía, de hecho puede desaparecer el Estado y seguir existiendo las jerarquías tales como las grandes corporaciones multinacionales y la Iglesia católica. La jerarquía, por otra parte, está en todos lados, mientras que el estado no.
-Incluso en los partidos políticos de izquierda  -En todos los aspectos de la vida cotidiana.
-¿Dónde no está la jerarquía, Christian?   -Los anarquistas localizaron zonas sociales donde la jerarquía no funciona. Donde la gente se organiza sin ella o al menos sin una jerarquía demasiado institucionalizada, donde el principio de soberanía estatal fundado en la jerarquía no funcionaba como, por ejemplo, ciertas invenciones comunitarias como la amistad: es muy raro encontrar a un grupo de amigos donde alguno de ellos funcione como jefe, puede haber mayor influencia por parte de alguno, pero la influencia no es necesariamente mala, lo malo es cuando se transforma en una institución aceptada por los demás y
así se organiza una especie de diminuto aparato estatal . El problema es cuando aparecen las leyes.
Sacco y Vanzetti
-¿Qué otros ejemplos?   
-El amor es otra invención sin jerarquías, las cooperativas, los grupos de trabajo efímeros e instantáneos que se aglomeran a través de un objetivo puntual y se desintegran una vez resuelto el objetivo, grupos militantes o teóricos que cuando ven que se están institucionalizando se disuelven.
-¿Estas invenciones sociales suelen ser efímeras?
-No necesariamente. Paul Valery decía que no se puede hacer política cuando se considera al semejante como un amigo pues, o bien se trataría de seducir su conciencia y por lo tanto engañarlo, o bien se trataría de tomarlo como objeto de políticas públicas y porlo tanto tratarlo como un número. La política es la representación de intereses a través del estado.
.................................................
-¿Cuál es el ideal de la sociedad anarquista?
-El de la sociedad filial, la de amigos, donde desaparecerían las fidelidades institucionales y las obligatorias. La misma constitución de grupos anarquistas lo explican, ya que se denominan grupos de afinidad donde los compañeros se reúnen porque se sienten bien con el otro. Por lo tanto lo que el anarquismo quiso imponer como sueño fue la posibilidad de una sociedad primitiva, o bien a la sociedad virtuosa de los griegos en la Grecia del siglo V antes de Cristo, una sociedad donde las relaciones filiales fueron fundadoras de una sociabilidad.
-El anarquista debe ser necesariamente un rebelde.
-La palabra rebelde no goza de buena salud, por un lado porque aparece como una actitud adolescente, infantil; por otra parte porque aparece como una actitud de época donde todo el mundo es
rebelde para luego, con la madurez, dejar de serlo. Ser joven no es lo mismo que ser anarquista. Toda persona está dotada de una  fuerza pulsional enorme, hiperactividad. La sociedad tiene formas de invalidar esa fuerza mediante el trabajo, el consorte y la carrera universitaria: tres grandes formas de invalidación de la energía juvenil. Por lo tanto una persona no es que sea anarquista, ocurre que está o no está anarquista, hay un momento en que la persona se rebela.
-¿Cómo lo hace un anarquista permanente?
El anarquista tiene el privilegio, si se quiere, de conocer a   conciencia, las claves que permiten que uno domine sobre otro y por lo tanto su rebeldía es más bien lúcida frente, por ejemplo, la falta de justicia. En otras palabras contra la dominación y la  jerarquía.

Para leer más: La utopía anarquista


Emma Goldman hacia 1911

 El feminismo anarquista o anarcofeminismo, inspirado en los escritos de fines del siglo XIX de las primeras feministas anarquistas como Lucy Parsons, Emma Goldman y Voltairine de Cleyre, e incluso Dora Marsden, considera que la emancipación de la mujer sólo podrá ser alcanzada mediante la abolición del estado, que consideran una dimensión del patriarcado y expresión de la dominación masculina.  Al igual que otros feminismos radicales, critica y promueve la abolición de las concepciones tradicionales de familia, educación, sexualidad y género.
La pionera del anarcofeminismo Emma Goldman consideraba característica una ética masculina de "justicia" impersonal respaldada por la violencia, que contrastaba con los instintos e ideales femeninos (como la sexualidad y maternidad) que consideraba no jerárquicos y antiautoritarios, actitudes típicamente anarquistas. Esta teoría es vulnerable a las mismas objeciones que se señalan en todas las formas esencialistas de feminismo, dado que no existe una evidencia conclusiva de la existencia de unas naturalezas masculina y femenina, ni, por tanto, una ética masculina o femenina.  Goldman también criticó el matrimonio, un puro acuerdo económico en el que la mujer ''paga por él con su nombre, su privacidad, su autorrespeto, su propia vida."  La defensa del amor libre y la liberación frente a los roles sexuales establecidos son puntos de conexión entre el anarcofeminismo y el anarquismo  Así, Emma Goldman hizo campaña por los derechos individuales, especialmente por los colectivos a los que les eran negados, y tomó la defensa del amor homosexual ante el público general.  (WIKIPEDIA, ENCICLOPEDIA LIBRE)